buscar
facebook
twitter
youtube
 

Malva

La Malva es una planta herbácea bianual o perenne que crece espontáneamente en los bordes, zonas incultas y al lado de caminos, en terrenos nitrificados. Cultivo fácil.

Se ha de podar con regularidad o su follaje se llenará de roya. Florece en primavera y verano, incluso todo el año. Pleno sol o semi-sombra. Muy resistente a las heladas.

Aunque acepta cualquier tipo de suelo, prefiere el fértil y bien drenado, profundo, ligero, rico en humus, seco o algo húmedo. Necesita riegos frecuentes, excepto durante la floración.

Propiedades beneficas

La malva, cuyo nombre científico es Malva sylvestris es rica en vitaminas A, B1, B2 y C y sus principios activos (taninos, aceites esenciales y mucílagos) se encuentran en las flores y las hojas.

La malva está indicada para tratar afecciones de la piel, obteniéndose muy buenos resultados en los casos de heridas, forúnculos, eczemas, úlceras, llagas y picaduras producidas por insectos, ya que su contenido de mucílago aporta cualidades protectoras.

A nivel respiratorio, puede utilizarse en pacientes con asma, faringitis y bronquitis, así como en caso de tos persistente, catarro (es expectorante) y disfonías.

Otra propiedad medicinal de la malva es la de tratar la inflamación gastrointestinal, problemas de aumento o disminución del tránsito digestivo (diarrea o estreñimiento) ya que regula esa actividad, y en reflujo esofágico.

También los beneficios de la malva abarcan las hemorroides, vaginitis, y afecciones del aparato urinario como inflamación de uretra, riñones, vejiga y cuando hay producción escasa de orina.

Uso

Las formas de aplicación y administración son variadas. En caso de enfermedades digestivas o urinarias generalmente debe ser ingerida como infusión, 2 a 3 veces al día.

Para la piel, se emplea bajo la forma de compresas embebidas en la infusión, lavados o cataplasmas.

Se ha descrito la acción inmunoestimulante de la malva utilizada como extracto hidro-alcohólico.

Es una planta con muchas propiedades y prácticamente sin contraindicaciones, por lo que su uso debe tenerse en cuenta ante cualquiera de estos padecimientos.

Contraindicaciones

La planta de malva es muy segura de utilizar. No presenta riesgo de efectos tóxicos en las personas que la consumen, siempre cuando sea ingerida en su estado natural, en dosis adecuadas y durante un intervalo de tiempo prudente.Sin embargo, posee algunas contraindicaciones, y esto se debe a la gran cantidad de mucílagos que tiene entre sus componentes.

No se recomienda la ingesta de infusiones o preparados en base a flores y hojas de malva en los siguientes casos.

Personas que presenten problemas de obstrucción esofágica o patologías similares, ya que su alto contenido en mucílagos podría incrementar sus síntomas y empeorar esta condición.

Personas que tengan obstrucción intestinal, ya que este cuadro podría verse agravado por el consumo de malva. Es importante que las personas con este tipo de problemas consuman una abundante cantidad de agua en conjunto con la malva.

Mujeres embarazadas o en la etapa de lactancia, porque no si bien no se han registrado casos de problemas provocados por la malva en estos casos, tampoco se ha probado que es segura. Debido a esto, no se recomienda su consumo en ninguna de sus formas de preparación, a las mujeres que se encuentren en estas situaciones.

Personas con apendicitis, ya que el consumo de malva puede agravar rápidamente este cuadro inflamatorio.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +