buscar
facebook
twitter
youtube
 

Licopodio

El licopodio es una planta pteridofita (helechos y afines) perenne y rastrera que presenta tallos de hasta 80 cm de longitud, con ramas ascendentes dicótomas de simetría radiada de unos 20 cm de longitud

Uso y propiedades

Las esporas contienen aproximadamente un 50% de aceite graso y además posiblemente también pequeñas cantidades de los alcaloides presentes en la parte vegetativa. Se ha detectado también un hidrato de carbono de tipo celulósico (esporonina), ácido hidrocafeínico y sacarosa. En el cuerpo vegetativo están los principios activos más importantes, varios alcaloides muy venenosos cuya cantidad depende del hábitat de la planta

Acción curativa y uso

Las esporas en forma de polvo para heridas actúan como calmante cuando se las aplica sobre porciones inflamadas de la piel. Se produce un efecto refrescante y de mitigación del dolor. Los pacientes que se han herido aprecian mucho este alivio.

El uso interno (mezclado con lactosa en proporción 1:10 se toma una punta de cuchillo tres veces al día) en los dolores de la vejiga está muy discutido aunque constantemente se realiza.

En las farmacias utilizan las esporas en la preparación de píldoras según receta.

El cuerpo vegetativo, en cambio, es muy activo, diurético, antipirético y analgésico.

Se usa pocas veces como té contra los dolores de vejiga y riñón.

El té de licopodio es efectivo para tratar la retención de orina, los dolores menstruales, el reuma y los cólicos.

Contraindicaciones

Planta: Embarazo, lactancia, infancia (alcaloides). Insuficiencia renal o cardíaca.

Esporas: No aplicar sobre heridas abiertas.

Se ha observado una gran variabilidad en cuanto al contenido en alcaloides y a los efectos producidos tras su administración, siendo frecuente la aparición de fenómenos tóxicos: vómitos, gastroenteritis con dolores cólicos y, en animales, un efecto oxitócico.

Su uso como diurético en presencia de hipertensión, cardiopatías o insuficiencia renal moderada o grave, sólo debe hacerse por prescripción y bajo control médico, ante el peligro que puede suponer el aporte incontrolado de líquidos, la posibilidad de que se produzca una descompensación tensional o, si la eliminación de potasio es considerable, una potenciación del efecto de los cardiotónicos.

Se recomienda precaución si se prescribe para su uso por vía oral.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +