buscar
facebook
twitter
youtube
 

Jasmin

El jazmín proviene de la región China de los Himalayas. Es una planta reconocida desde hace siglos por su dulce aroma que se torna intenso durante las noches.

El nombre científico de la planta es Jasminum officinale y existen más de 200 variedades distintas de flores de jazmín dispersas en todo el mundo.

Propiedades beneficas

• Calmante: muy útil para calmar ansiedad, nervios, en momentos de crisis o de incertidumbre. Bueno para tomarse después de momentos de enojo, ya que ayuda a relajar a la persona.

• Combate el insomnio: ayuda a suavizar nervios y pone a dormir

• Sistema nervioso: al tener efectos relajantes en el sistema nervioso, ayuda a curar enfermedades psicosomáticas, relajando el cuerpo y aumentando defensas.

• Afrodisíaco: es un efectivo estimulante sensual suave y exquisito, aumenta la libido, sobre todo en las mujeres.

• Analgésico: ayuda en casos de dolor, ya sea muscular o de cabeza y el dolor causado por alguna inflamación.

• Antiespasmódico: combate dolores del útero (cólicos menstruales).

• Hepatitis: contiene ciertos glicósidos como la oleeuropeina, la cual ayuda a inhibir de forma significativa la reproducción de los virus de la hepatitis B en las células.

• Anti-trombosis: los pétalos del jazmín son ricos en ácido salicílico (cómo el ajo), por lo que posee grandes virtudes medicinales: activa la circulación ya que fluidifica la sangre, purifica la piel ya que estimula las funciones hepáticas.

• Parásitos: muy útil para combatir parásitos intestinales. Para esto, se machacan las raíces de la planta y se beben en ayunas en infusión hasta expulsar parásitos.

• En la medicina chinase utiliza como estimulante de órganos como el hígado y los pulmones (elementos madera y metal respectivamente), por lo que sirve para ayudar a evitar afecciones relacionadas con estos órganos vitales.

• Digestivo: favorece la digestión, por lo que suele tomarse después de comer.

• Combate granos y ayuda a sanar acné o dermatitis: el jugo de las hojas del jazmín, aplicado directamente en la piel, ayuda a aliviar granos y espinillas de la piel..

• Antiséptico: ayuda a limpiar piel y sanar heridas.

• Diurético: ayuda a eliminar líquidos del cuerpo.

• Febrífugo: resulta ser un buen regulador térmico ya que ayuda a regular la temperatura corporal.

Uso

Para su preparación, se debe poner agua a fuego lento y retirarla una vez que esté a punto de hervir.

Hay que tener cuidado de que no logre hervir puesto que el sabor del té podría tornarse amargo.

Por cada cuatro tazas de agua se agrega una cucharadita de hojas de jazmín para té y la infusión se deja reposar durante máximo cinco minutos.

Mientras más tiempo repose, la cantidad de antioxidantes liberados es mayor pero si se exceden cinco minutos el sabor puede resultar amargo.

Para usos medicinales se usan sus flores, debido a sus propiedades curativas.

Contraindicaciones

Los beneficios del jazmín son mayores que sus efectos desfavorables, y el consumo de jazmín parece no tener repercusiones en la mayoría de las personas, siempre que se consuma de manera mesurada.

Al ser usado como un tratamiento médico, no se conoce si el empleo de jazmín es seguro o no. Sin embargo, sí existen algunas reacciones alérgicas leves a los componentes de la planta.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +