buscar
facebook
twitter
youtube
 

Equinacea

Son plantas herbáceas, perennes y tolerantes a la sequía que miden 1 ó 2 m en altura. Las hojas son de lanceoladas a elípticas, de 10 a 20 centímetros de largo y 1,5-10cm de ancho.

Como es característico de toda la familia de las Asteráceas, las flores forman una inflorescencia compuesta por flores púrpuras (raramente amarillas o blancas) dispuestas en forma de cabezuelas cónicas; ya que el limbo de las lígulas exteriores tienden a apuntar hacia abajo una vez que la cabezuela de la flor se abre, formando, de esta forma, un cono.

Propiedades beneficas

Debemos puntualizar que este apelativo no es del todo correcto, pues la planta no mata por sí misma las bacterias como un antibiótico, sino que estimula nuestro sistema inmunológico para luchar más y mejor contra las infecciones que éstas provocan. Además de ser muy beneficiosa para potenciar nuestro sistema inmunológico, tiene otros efectos positivos sobre la salud que han sido comprobados científicamente desde hace décadas:

– Acción antiséptica: aumenta la resistencia de la piel contra el ataque de bacterias, virus y hongos.

– Acción antiinflamatoria: ofrece excelentes resultados en la cura de pacientes afectados de artritis crónica y reduce aproximadamente un 22% la inflamación articular. Además, al contrario que otros antiinflamatorios, la equinácea no provoca acidez estomacal.

– Acción cicatrizante: ayuda a restaurar los márgenes de heridas abiertas. Además, es muy eficaz en el tratamiento por vía externa de úlceras, forúnculos, infecciones cutáneas y sabañones, reconstituyendo el tejido lesionado.

– Acción antioxidante: protege el colágeno de nuestra piel de la acción dañina de los radicales libres y del oxígeno.

– Acción antitumoral: su uso para combatir el cáncer está actualmente en fase de estudios y discusión; pero parece ser que contiene arabinogalactano, un principio activo que estimula la destrucción de células tumorales.

Uso

La parte más utilizada de esta planta medicinal es la raíz (también se manufacturan preparados aprovechando la planta entera), que contiene equinacina, ácido cafeico y ácido chicórico.

Estos principios activos incrementan la producción de glóbulos blancos y de interferón (una proteína sintetizada por nuestro propio cuerpo que neutraliza los virus).

Gracias a estos componentes, la equinácea se ha ganado el sobrenombre de “antibiótico vegetal“.

Contraindicaciones

Cuando se toma por vía oral, la equinácea generalmente no causa efectos secundarios. Sin embargo, algunas personas experimentan reacciones alérgicas, incluyendo erupciones cutáneas, aumento del asma y anafilaxia (reacción alérgica potencialmente mortal).

Para evitar el riesgo de desarrollar efectos secundarios y complicaciones es aconsejable el uso de la equinácea por un máximo de seis a ocho semanas.

Las personas alérgicas a las plantas relacionadas con la familia de las margaritas (ambrosía, crisantemos, caléndulas, y las margaritas) son más propensas a experimentar reacciones alérgicas a la equinácea, al igual que las que tienen asma o atopía (tendencia genética a las reacciones alérgicas).

Náuseas y problemas estomacales son algunos de los efectos secundarios más comunes al tomar echinácea. Si sientes mareos consulta a tu médico antes de tomarla de nuevo.

Otro efecto secundario potencial de la equinácea es su interacción con otros fármacos. De acuerdo con la Centro Médico de la Universidad de Maryland se debe evitar su consumo si está tomando inmunosupresores.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +