buscar
facebook
twitter
youtube
 

Curcuma

Planta tropical erguida de flores de color amarillo claro, agrupadas en espigas, fruto en forma de cápsula y raíz parecida a la del jengibre, muy aromática y de sabor amargo. "la raíz seca de la cúrcuma se utiliza como especia en la elaboración del curri en polvo"

Propiedades beneficas

Una forma sencilla, pero eficaz, para impedir el cáncer y proteger el hígado contra la enfermedad se encuentra en una especia común que se ha utilizado en la cocina india durante miles de años.

La cúrcuma y, más concretamente, la curcumina, su ingrediente activo principal, continúa brillando como un imponente agente especia ‘súper alimento’ anti-cáncer, con una amplia gama de beneficios tangibles para la salud, incluyendo su capacidad de inducir la muerte de células cancerosas y prevenir la cirrosis.

La investigación constantemente está siendo publicada en relación con el poder nutritivo de la cúrcuma, y algunas de las investigaciones más recientes se destacan las muchas maneras en que esta hierba batallas cáncer.

Un estudio reciente publicado en el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention, por ejemplo, se ha encontrado que una administración dependiente de la dosis de la curcumina activa efectivamente la apoptosis de las células de cáncer de hígado, lo que significa que apuraba la muerte de estas células. En sus conclusiones, los investigadores involucrados en este estudio declararon a la curcumina como un "fito-medicamento prometedor en el tratamiento del cáncer."

Estudios anteriores han llegado a conclusiones similares, incluyendo un estudio de 2007 publicado en la revista Liver International.

Investigadores del Departamento de Gastroenterología del Centro Médico Sourasky Tel-Aviv en Israel probaron los efectos de la curcumina en ratones con daño hepático inducido por productos químicos.

En comparación con los ratones dañados hepáticamente a quienes no se les dio curcumina, aquellos a quienes se les da la especia evitó eficazmente el desarrollo de la cirrosis hepática, un resultado que los investigadores atribuyen a las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma.

"Ya que la ingestión de curcumina es segura en humanos, puede ser razonable evaluar en estudios clínicos el efecto beneficioso de la curcumina en el retraso del desarrollo de la cirrosis hepática", escribieron los autores en su conclusión

Un año más tarde, en 2008, los investigadores de Taiwán publicaron un estudio que verifica que la curcumina también puede beneficiar en el tratamiento de cáncer de pulmón.

No sólo la especia demostró una habilidad única para evitar que las células cancerosas invadan y se difundan, sino que también activa las proteínas clave responsables para el bloqueo natural, y la supresión formación de tumores. El equipo de la Universidad Nacional Yang-Ming en Taipei declaró finalmente que sus hallazgos apoyan la aplicación de que la curcumina en la terapia anti-cáncer de metástasis.

Y de nuevo en 2010, un estudio publicado en la Revista de Investigación de Ovario encontró que la curcumina tiene otro uso único en el tratamiento del cáncer.

Los pacientes con cáncer de ovario, que es difícil de tratar debido a la resistencia a la quimioterapia convencional y a la radiación, pueden ser efectivamente "pre-tratados" con curcumina, con el fin de mejorar la eficacia del tratamiento convencional del cáncer.

"El pre-tratamiento con la curcumina mejora la sensibilización a las terapias de quimio/radio en... las células de cáncer de ovario a través de múltiples mecanismos moleculares", escribieron los autores, que son de la Universidad de Dakota del Sur, de este estudio en particular.

"El pre-tratamiento con [C]urcumin puede mejorar la eficacia terapéutica del cáncer de ovario".

Para las culturas tradicionales de todo el mundo que durante mucho han utilizado la especia en la cocina y la medicina, el increíble efecto anti-inflamatorio, antioxidante de la cúrcuma y beneficios contra el cáncer no son ningún secreto.

Pero modernas culturas occidentales apenas están comenzando a aprender de los increíbles poderes curativos de la cúrcuma, que en días más recientes ha ganado el título apropiado de "rey de todas las especies."

Y a medida que más evidencia científica continúa emergiendo, la cúrcuma se está volviendo rápidamente reconocida como una “súper especia” que es una fuente de la juventud con un potencial casi milagroso en la medicina moderna.

Una serie de estudios científicos publicados en los últimos años han demostrado que el consumo de cúrcuma en forma regular puede en realidad prolongar la vida útil y mejorar la calidad de vida en general.

Un estudio llevado a cabo en gusanos redondos, por ejemplo, se ha encontrado que pequeñas cantidades de curcumina, el ingrediente activo primario en la cúrcuma, aumenta de esperanza de vida media en aproximadamente un 39 por ciento. Un estudio similar con moscas de la fruta puesto de manifiesto un aumento de vida útil de 25 por ciento como resultado de la ingesta de la curcumina.

En el primer estudio, los investigadores encontraron que la cúrcuma ayudó a reducir el número de especies reactivas del oxígeno en gusanos redondos, así como reducir la cantidad de daño celular que normalmente se produce durante el envejecimiento.

La cúrcuma también se observó que mejora la resistencia a nematodos 'al estrés por calor en comparación con los que no tomaban la especia.

Y en moscas de la fruta, la curcumina pareció provocar aumento de los niveles del superóxido dismutasa (SOD), un compuesto antioxidante que protege a las células contra el daño oxidativo. (http://www.lef.org)

"Teniendo en cuenta la larga y consolidada historia de la cúrcuma como especia y hierba medicinal, su potencial quimio-preventivo y terapéutico demostrada, y su seguridad farmacológica en el sistema modelo, la curcumina, el extracto bioactivo de la cúrcuma, promete un gran futuro en los estudios clínicos en humanos, diseñado para evitar y/o retrasar las enfermedades relacionadas con la edad", explican los autores de una revisión sobre estos y otros estudios con animales que implican la cúrcuma."

Uso

El azafrán amarillo como es conocida la cúrcuma está presente a diario en la cocina India y también se usa mucho en China, Tíbet, Indonesia y Oriente Medio. En Occidente va siendo conocida por la progresiva implantación de la cocina asiática, pero en la dieta diaria no deja de ser una rareza y en el mejor de los casos, un condimento utilizado ocasionalmente. Aunque seguro que hemos tomado cúrcuma muchas más veces de las que creemos, si bien bajo un nombre mucho menos exótico, el “E100” un colorante alimentario que se añade en muchas ocasiones a quesos, mantequilla, batidos y mostazas, pero la cantidad en estos casos es ínfima. En el curry, cuyo uso puede estar más extendido, la proporción de cúrcuma viene a ser alrededor del 20%.

Para un efecto terapéutico, la cantidad adecuada es de una cucharadita de postre de cúrcuma combinada con algo menos de media cucharadita de pimienta al día, repartido entre las principales comidas.

Para alguien que no conoce o no utiliza habitualmente esta especia puede parecer mucho pero, si sirve de algo mi experiencia personal, diré que hasta hace unos seis meses no conocía para nada la cúrcuma y empecé a utilizarla de forma prácticamente diaria sin ningún problema; al contrario, al añadirla a legumbres, ensaladas de brócoli o lombarda cruda, desaparecieron los molestos gases que normalmente acompañan a la ingestión de estos alimentos, quizá por la protección gástrica e intestinal que proporciona la cúrcuma y a pesar de la utilización de la pimienta que puede parecer más agresiva para el estómago.

El sabor es muy agradable y aromático, no muy fuerte, pero para irse acostumbrando se puede añadir de forma progresiva.

La mezcla de estas dos especias combina perfectamente con sopas, salsas, legumbres, ensaladas, pastas, verduras hervidas o rehogadas y todo lo que la imaginación vaya dictando. Como pequeño ejemplo, que sirva de iniciación, damos la siguiente receta:

Salsa para aliñar ensaladas

Cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva, una cucharada de zumo de limón o/y dos de naranja, una cucharadita rasa de cúrcuma, una pizca generosa de pimienta negra y una cucharada de semillas de lino.

Preparar en el momento de ir a servir para no perder la vitamina C del zumo.

Es una salsa que resulta verdadera medicina natural; reúne una serie de alimentos todos ellos especialmente anticáncer: la cúrcuma, la vitamina C, la vitamina E del aceite, el omega-3 de las semillas de lino… Y también altamente favorable para evitar enfermedades cardiovasculares.

Contraindicaciones

Las investigaciones del citado M.D. Anderson Cancer Center de Houston (EE UU) afirman que la curcumina es tolerable e inocua incluso a elevadas dosis orales. A pesar de lo cual, algunos expertos señalan que se deben tener en cuenta una serie de consideraciones antes de tomarla. Por ejemplo:

Evitar exponerse al sol durante periodos prolongados si se consume cúrcuma en dosis altas, ya que sus principios activos parecen aumentar la sensibilidad a las radiaciones solares.

En caso de úlcera gastroduodenal, evitar su consumo en exceso o durante periodos largos.

Las personas que sufran cálculos biliares deberían consultar con un profesional de la salud antes de tomarla.

También se recomienda no tomar dosis elevadas en el embarazo porque puede causar contracciones uterinas.

Podemos encontrar cúrcuma en forma de polvo, en extracto o en cápsulas. Nuestra recomendación es que se use como condimento en las comidas en forma de polvo porque así no se corre riesgo de dosis excesiva. Se puede encontrar en herbolarios y supermercados y en la Cesta Básica de La Garbancita Ecológica la tienes de cultivo ecológico.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +