buscar
facebook
twitter
youtube
 

Astragalo

La raíz del Astrágalo (Radix Astragalus), es la parte de esta planta perenne oriunda de Mongolia y provincias norteñas de China que se utiliza con fines medicinales. Esta planta es conocida desde la antiguedad utilizándose tradicionalmente contra la fatiga, debilidad en ancianos, personas propensas a infecciones, fiebre, prolapso uterino, ulcera estomacal o alergias.

Propiedades beneficas

Se ha utilizado tradicionalmente para condiciones con inmunodeficiencia

Mejora las afecciones cardíacas

Combate la fatiga y el cansancio

Se usa para la otitis

Tiene gran efecto antioxidante

Favorece la recuperación de dolencias renales

Tonifica el bazo

Acelera la recuperación de resfriados y catarros

Combate a los radicales libres

Fortalece el intestino

Es muy efectivo para tratar la nefritis crónica

Estimula el funcionamiento del sistema inmunológico

Alivia los síntomas de la alergia

Es un excelente protector hepático

Mejora la memoria

Úlceras de estómago

Se utiliza para la diabetes

Es hipotensora

Tradicionalmente se ha usado para la esclerosis múltiple

Acelera la cicatrización de heridas

Se usa para el prolapso uterino

Mejora los trastornos digestivos

Hepatitis crónica

Elimina los virus como el herpes tipo 1

Estimula la producción de glóbulos blancos

Favorece la recuperación en afecciones del aparato respiratorio

Se usa para pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva y angina de pecho

Uso

El astrágalo es un remedio especifico para reforzar un sistema inmunológico débil o enfermo.

También se considera un adoptógeno, ya que refuerza la capacidad del organismo de soportar las consecuencias fisicas del estrés.

La raíz se utiliza para tratar muchos problemas de salud crónicos, sobre todo los que provocan infecciones crónicas, debilidad y fatiga.

El síndrome de fatiga crónica, las infecciones virales y la debilidad pueden mejorar con un tratamiento laro a base de esta hierba.

El astrágalo también se considera muy eficaz para controlar la sudoración, sobre todo la que provocan algunas enfermedades crónicas.

Cáncer

Aunque el astrágalo no es un tratamiento contra el cáncer propiamente dicho, tiene mucho que ofrecer como refuerzo de la función inmunológica y para proporcionar una sensación de bienestar.

Es mejor tomarlo como preventivo o al mismo tiempo que un tratamiento convencional como la quimioterapia. La investigación clínica sugiere que reduce los efectos tóxicos de esta y al mismo tiempo refuerza

la función inmunológica. Para obtener mejores resultados, es preferible tomar la raíz durante un largo tiempo. Consulta con tu médico o tu fitoterapeuta antes de tomar astrágalo si estás recibiendo quimioterapia.

Contraindicaciones

No se conocen efectos colaterales. Aunque debemos advertir que el astrágalo no debe ser utilizado por personas que estén siguiendo un tratamiento con anticoagulantes o por personas insulinodependientes debido a su carácter hipoglucémico. Así mismo no debe ser usado por periodos superiores a tres semanas.

Con base en estudios de laboratorio, el astrágalo puede inhibir las acciones de los inmunosupresores e incrementar los efectos de hierbas inmunoestimulantes tales como la equinácea o Panax ginseng.

La actividad de las hierbas que disminuyen los lípidos (reducen el colesterol) puede incrementarse.

Con base en estudios de laboratorio, astragalus puede potenciar los efectos de las hierbas y suplementos que protegen contra la radiactividad.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +