buscar
facebook
twitter
youtube
 

Sinusitis

Qué es

La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales que puede ser causada por un hongo, una bacteria o un virus. Los senos paranasales son pequeños huecos llenos de aire; se dividen en senos frontales (están en la parte frontal del cráneo, situados encima de la nariz, es decir, en la frente), senos etmoidales (se sitúan en los laterales de la nariz, entre los huesos) y senos maxilares (localizados en las mejillas). En situaciones normales, el aire pasa a través de los senos sin problema; sin embargo, las personas que padecen sinusitis tienen bloqueados estos espacios y sufren molestias y dificultades a la hora de respirar.

Causas

El exceso de moco y el bloqueo de las aberturas paranasales hacen que las bacterias y microorganismos puedan reproducirse más fácilmente y provocar sinusitis. Las principales causas que provocan la segregación de moco y/o el taponamiento de los senos paranasales son:

  • Los cilios (vellos que se sitúan en el interior de las aberturas paranasales) no logran sacar el moco debido a alguna afección.
     
  • Un espolón óseo nasal, el tabique desviado o la presencia de pólipos nasales bloquean los senos paranasales.
     
  • Las alergias y resfriados provocan una secreción excesiva de moco.

Además, hay una serie de factores de riesgo que incrementan la posibilidad de sufrir esta patología:

  • Padecer fibrosis quística.
     
  • Sufrir rinitis alérgica o fiebre del heno.
     
  • Tener alguna enfermedad que dificulte el trabajo de los cilios.
     
  • Tabaquismo.
     
  • Tener un sistema inmunológico débil, debido al VIH o a tratamientos como la quimioterapia.
     
  • Hipertrofia de adenoides (tejido linfático que se encuentra en las vías respiratorias entre la nariz y la parte posterior de la garganta).
     
  • Sometimiento a fuerzas como la gravedad y la presión: volar, bucear, montañismo, etcétera.

Síntomas

Los principales síntomas de esta enfermedad son:

  • Dolor y presión detrás de los ojos y en la zona maxilofacial.
     
  • Secreción y congestión nasal.
     
  • Pérdida del sentido del olfato.
     
  • Fatiga y sensación de malestar general.
     
  • Dolor de cabeza.
     
  • Fiebre.
     
  • Dolor de garganta y goteo entre la nariz y la garganta.
     
  • Tos que tiende a empeorar por la noche.
     

En una sinusitis aguda, estos síntomas suelen aparecer tras el séptimo día de un resfriado que no ha mejorado o que incluso ha empeorado. En el caso de una sinusitis crónica, los síntomas son los mismos, aunque más leves. Aunque no es frecuente que se produzcan complicaciones, una sinusitis puede provocar absceso (aparición de pus en una zona determinada que causa dolor e inflamación), meningitis, osteomielitis, e infección cutánea alrededor de los ojos.

¿Cuándo acudir al médico?

Se debe acudir a un especialista en cualquiera de estos casos:

  • Los síntomas duran más de 14 días o se agrava un resfriado a partir de los siete días.
     
  • Se presenta fiebre.
     
  • Se padece un fuerte dolor de cabeza.
     
  • Todavía perduran los síntomas después de haber tomado un tratamiento antibiótico.
     

Se nota algún cambio en la visión durante una infección.

Prevención

El mejor método para prevenir la sinusitis es tratar de evitar los resfriados y la gripe mediante una buena alimentación (frutas, verduras y alimentos que contengan antioxidantes, vitamina C y otras sustancias que refuercen el sistema inmunitario), la reducción de estrés y la ansiedad y, sobre todo, vacunarse cada años contra el virus de la influenza.

Consejos para evitar la sinusitis:

  • Aumentar la humedad del cuerpo y de las vías sinusales mediante la ingesta de líquidos, especialmente agua, y el uso de un humidificador.
     
  • Atajar rápidamente y de forma eficaz las alergias.
     
  • Evitar el humo y espacios contaminantes.
     
  • Tomar descongestionantes si se sufre una infección de las vías respiratorias.

Tipos

Existen dos tipos de sinusitis, que vienen determinados por la duración de la enfermedad y sus síntomas:

  • Sinusitis aguda: Los síntomas de la enfermedad no persisten durante más de cuatro semanas. Está provocada por la irrupción de bacterias en las aberturas paranasales.
     
  • Sinusitis crónica: En este caso, los síntomas están presentes durante más de tres meses. Además de las bacterias, también puede ser causada por un hongo.

Diagnóstico

Para diagnosticar un posible caso de sinusitis, el especialista puede realizar varias pruebas y exámenes:

  • Rinoscopia: Es una endoscopia nasal mediante la que se introduce un tubo para ver los senos paransales.
     
  • Tomografía computerizada: Para ver las aberturas paranasales y observar el estado de los tejidos y los huesos.
     
  • Resonancia magnética: Para comprobar la posible presencia de tumores e infecciones en los senos paranasales.
     
  • Transiluminación: El especialista proyecta una luz contra los senos para comprobar si están inflamados.
     
  • Hacer presión sobre el área sinusal para encontrar la infección.

Tratamientos

Aunque en la mayoría de los casos la sinusitis aguda desaparezca al cabo del tiempo, en algunas ocasiones es necesario el tratamiento con antibióticos, que tiene una duración aproximada de 14 días. En el caso de la sinusitis crónica, la enfermedad debe tratarse entre tres y cuatro semanas y, en el caso de estar provocada por la presencia de un hongo, será necesario un tratamientos específico para infecciones micóticas.

También es posible que sea necesario el uso de aerosoles nasales con corticosteroides y antihistamínicos para reducir la hinchazón en caso de que haya pólipos nasales, mientras que el uso de inyecciones para alergias puede prevenir que la enfermedad reaparezca una vez curada.

Si los síntomas no desaparecen después de tres meses de tratamiento o se sufren más de tres episodios de sinusitis aguda al año puede ser necesaria una intervención quirúrgica con el objetivo de ensanchar las aberturas y drenar los senos paranasales. La mayoría de infecciones de nariz provocadas por hongos necesita cirugía.

El autocuidado también puede ayudar a reducir la congestión sinusal. Ante un caso de sinusitis, se pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones para tratar y reducir los síntomas de esta patología:

  • Beber mucho líquido para diluir el moco.
     
  • Inhalar vapor, de dos a cuatro veces al día.
     
  • Utilizar un humidificador para reducir la sequedad ambiental.
     
  • Aplicar paños calientes y húmedos en la cara varias veces al día.
     
  • Usar descongestionantes nasales.

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +