buscar
facebook
twitter
youtube
 

Miocardiopatía

Qué es

La miocardiopatía es una enfermedad relativamente frecuente que se produce cuando el músculo cardiaco está afectado, es decir, pierde la capacidad para bombear la sangre al resto del cuerpo de forma eficaz.

Esta patología suele aparecer en personas jóvenesstrong> y es una de las principales razones para ser sometido a un trasplante de corazón. Se distinguen tres tipos: la miocardiopatía dilatada (consecuencia del debilitamiento de la acción de bombeo del corazón), la miocardiopatía hipertrófica (caracterizada por una hipertrofia ventricular) y la miocardiopatía restrictiva (ocasionada por la rigidez de las paredes ventriculares).

Causas

Las infecciones virales son una de las principales causas que desencadenan esta patología. En algunos casos, la miocardiopatía es el resultado de cardiopatías congénitas complejas; otras, de deficiencias de nutrición, ritmos cardiacos rápidos e incontrolables, o como consecuencia de cierto tipo de quimioterapia cardiotóxica. También puede tener su origen en una anomalía genética. En otras situaciones su causa no es identificable.

Sin embargo, los fallos del músculo cardiaco se pueden producir principalmente por tres causas, según la Fundación del Corazón:

  • Tener una mala contracción que impide que el corazón se vacíe de forma adecuada y completa.
     
  • Tener una mala relajación que no permite al corazón llenarse adecuadamente.
     
  • Que se den simultáneamente una mala contracción y una mala relajación. Esto impide que el corazón bombee la cantidad óptima de sangre.

Síntomas

Los síntomas varían en función del tipo de miocardiopatía del que se trate:

  • En el caso de la miocardiopatía dilatada, las manifestaciones son: piel pálida o cenicienta, fría o sudorosa, aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria rápida, dificultades respiratorias, fatiga, irritabilidad, dolor de pecho, poco apetito y/o crecimiento lento en los niños.
     
  • La miocardiopatía hipertrófica se manifiesta por medio de desvanecimientos (síncopes), dolor torácico, disnea al realizar un esfuerzo y palpitaciones producidas por los latidos cardiacos irregulares que pueden provocar la muerte repentina.
     
  • Por último, la miocardiopatía restrictiva ocasiona insuficiencia cardiaca con disnea (dificultad respiratoria) e hinchazón de los tejidos (edema). La angina de pecho y el desvanecimiento se producen menos frecuentemente que en la miocardiopatía hipertrófica. En cambio, son habituales las arritmias y las palpitaciones.

Prevención

Según los especialistas, la mejor forma de prevenir que se desarrolle una miocardiopatía es conocer los factores de riesgo de las enfermedades que la originan e intentar modificar el estilo de vida para evitar que aparezcan.

Mantener la presión arterial en los niveles recomendados y seguir una alimentación rica en vegetales, frutas y legumbres, como la dieta mediterránea, también ayudan a prevenirlo.

Por último, los familiares de pacientes con miocardiopatía deben vigilar especialmente los factores de riesgo para evitar la aparición.

Tipos

Los principales tipos de miocardiopatía son:

Miocardiopatía dilatada

Aparece como resultado del debilitamiento de la acción de bombeo del corazón. Provoca ritmos cardiacos irregulares (arritmias), riesgo de coágulos de sangre e insuficiencia cardiaca congestiva.

Causas

La miocardiopatía dilatada viene asociada a la enfermedad de las arterias coronarias. Una infección vírica (la más común está ocasionada por el virus Coxsackie B), los trastornos hormonales crónicos, como la diabetes y la enfermedad tiroidea, y el consumo prolongado de algunas drogas (alcohol y cocaína) y de ciertos fármacos (algunos antidepresivos), también pueden provocar su aparición. En raras ocasiones su causa viene por el embarazo o por ciertas enfermedades del tejido conjuntivo, como la artritis reumatoide.

Tratamiento

El objetivo del especialista es conseguir a través del tratamiento farmacológico que el paciente incremente la productividad del ritmo cardiaco. Para conseguirlo debe disminuir la carga de trabajo del corazón, sus requisitos de oxígeno, evitar la formación de coágulos, disminuir la inflamación y regular los latidos irregulares.

Pronóstico

Alrededor del 70 por ciento de las personas con miocardiopatía congestiva dilatada muere antes de los cinco años tas la aparición de los primeros síntomas; el pronóstico se agrava a medida que las paredes del corazón se vuelven más delgadas y la función de bombeo cardiaco disminuye. Las anomalías en el ritmo cardiaco indican también un pronóstico grave.

Miocardiopatía dilatada

A la izquierda, la imagen de un corazón normal. A la derecha, un corazón con miocardiopatía dilatada.

Miocardiopatía hipertrófica

Es un grupo de trastornos cardiacos caracterizados por tener hipertrofia ventricular. La enfermedad se manifiesta cuando la masa muscular del ventrículo izquierdo es más grande de lo normal, o se agranda el tabique entre los dos ventrículos. Esta patología provoca la obstrucción del flujo sanguíneo de salida del ventrículo izquierdo. El corazón aumenta de grosor y se vuelve más rígido de lo normal, lo que provoca que haya mayor resistencia a la entrada de sangre que proviene de los pulmones. Una de las consecuencias es un estancamiento de la sangre en las venas pulmonares.

Causas

En muchos casos la patología se aparece por motivos genéticos, es decir, los padres transmiten a los hijos la patología. Sin embargo, también puede desarrollarse en pacientes con acromegalia, una enfermedad que aparece por la presencia de una cantidad excesiva de hormona de crecimiento en la sangre, o en personas con feocromocitoma, un tumor suprarrenal que produce adrenalina. Los pacientes con neurofibromatosis, otra enfermedad hereditaria, también puede desarrollar la patología.

Tratamiento

El tratamiento se orienta a reducir la resistencia que opone el corazón a llenarse de sangre entre latido y latido. La principal terapia es la administración, conjunta o por separado, de betabloqueantes y antagonistas del calcio. La intervención quirúrgica en la que se extirpa una parte del músculo cardiaco aumenta la salida de sangre del corazón, pero sólo se lleva a cabo en pacientes que presentan síntomas incapacitantes a pesar del tratamiento farmacológico. El tratamiento quirúrgico puede incluir la colocación de un marcapasos, y en el peor de los casos, se realizaría un trasplante de corazón.

Pronóstico

Cada año muere aproximadamente un cuatro por ciento de las personas que sufren una miocardiopatía hipertrófica. El fallecimiento suele sobrevenir de forma repentina; la muerte debido a una insuficiencia cardíaca crónica es menos frecuente. Es recomendable el asesoramiento genético en caso de que el trastorno sea hereditario y se desee tener descendencia.

Miocardiopatía restrictiva

Es un grupo de trastornos del músculo cardiaco que se caracterizan por la rigidez de las paredes ventriculares, que ocasiona una resistencia al llenado normal de sangre entre latido y latido. Es la forma menos frecuente de miocardiopatía y comparte muchos rasgos con la miocardiopatía hipertrófica.

Causas

La causa es todavía desconocida. En uno de los dos tipos básicos, el músculo cardiaco es gradualmente reemplazado por tejido cicatricial. En el otro tipo, el músculo es infiltrado por una sustancia anómala, como la amiloidosis y la sarcoidosis. Otra infiltración se produce si el organismo contiene mucho hierro, éste se acumula en el músculo cardiaco provocando una sobrecarga (hemocromatosis). Por último, esta miocardiopatía podría ser consecuencia de un tumor que invade el tejido cardiaco.

Tratamiento

En la mayoría de los casos no existe un tratamiento eficaz. Los diuréticos, que normalmente sirven para tratar la insuficiencia cardiaca, reducen el volumen de sangre que llega al corazón y agravan la situación en vez de mejorarla.

Los fármacos normalmente utilizados en la insuficiencia cardiaca para reducir la sobrecarga del corazón no son útiles porque disminuyen demasiado la presión arterial. A veces, la causa de la miocardiopatía restrictiva puede tratarse para impedir que las lesiones cardiacas se agraven o incluso para que reviertan parcialmente. Por ejemplo, la extracción de sangre a intervalos regulares reduce la cantidad de hierro almacenado en las personas con hemocromatosis. En el caso de una sarcoidosis, es recomendable la administración de corticosteroides.

Pronóstico

Cerca del 70 por ciento de los pacientes muere antes de los cinco años de la aparición de las primeras manifestaciones.

Diagnóstico

El diagnóstico de la patología se realiza mediante el reconocimiento de sus síntomas a través de la entrevista clínica.

Una vez que el especialista ha distinguido los síntomas que pueden llevar a la sospecha de la enfermedad, el médico puede realizar una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico, como el electrocardiograma, el ecocardiograma o la resonancia magnética.

Si a pesar de estos procedimientos el médico duda puede realizar una biopsia para confirmarlo.

Tratamientos

La principal consecuencia de la miocardiopatía es la insuficiencia cardiaca. Para remediarla, se suelen recomendar cambios en la dieta (menos sal o líquidos), realizar ejercicio o tratar de reducir el colesterol. También se puede recetar medicamentos que evitan que el corazón empeore.

En los casos más graves se realiza una cirugía:

  • Se puede implantar un marcapasos que ayude a regular el ritmo cardiaco o a sincronizar los latidos del corazón.
     
  • Realizar una cirugía de revascularización coronaria o una angioplastia para mejorar la circulación del miocardio.
     
  • En los casos más graves el especialista puede implantar una bomba artificial que ayude al corazón a bombear la sangre.
     
  • Un trasplante de corazón.

Otros datos

Pronóstico

En el caso de la miocardiopatía dilatada, el pronóstico es grave. Alrededor del 70 por ciento de las personas que sufren esta patología muere antes de que transcurran cinco años tras la aparición de los primeros síntomas, al igual que ocurre con los diagnósticos de miocardiopatía restrictiva; el pronóstico se agrava a medida que las paredes del corazón se vuelven más delgadas y la función de bombeo cardiaco disminuye.

En las miocardiopatías hipertróficas mueren el 4 por ciento de los pacientes cada año.
 

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +