buscar
facebook
twitter
youtube
 

Hongos

Qué es

Las infecciones  micóticas son aquellas que están causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden habitar en la piel, las mucosas y otras partes del cuerpo.
Si nos referimos a los que habitan en la piel, estos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas o las capas externas de la misma.

p>Aproximadamente, la mitad de todos los tipos de hongos resultan dañinos, pero pueden ser difíciles de destruir, sobre todo si el paciente posee un sistema inmunitario débil.  

Causas

Entre los factores que influyen en la aparición de los hongos presentes en la piel se encuentran la humedad retenida en las prendas de vestir y en el calzado de materiales sintéticos y el contacto con diversas superficies, como la arena, ya que se elimina el manto ácido y la grasa de la piel, que previene la acción de estos microorganismos patógenos.

Síntomas

Los signos que manifiestan que el paciente padece una infección micótica en la piel se dividen en:

  • Dermatofitosis del cuerpo: También denominado tiña corporal. Este síntoma provoca manchas escamosas, circulares u ovales, con bordes elevados y levemente enrojecidos, picazón y una zona inflamada que posiblemente supure.
     
  • Dermatofitosis del cuero cabelludo: También denominado tiña del cuero cabelludo. Da lugar a la caída del pelo en una o más zonas, puntos negros en el cuero cabelludo, zonas escamosas y con picazón y pelo que se rompe cerca de la zona de nacimiento.
     
  • Pie de atleta: Provoca un resquebrajamiento y dolor ubicada entre los dedos de los pies, picazón y piel en carne viva, descoloramiento y debilitamiento de las uñas y puede verse afectada la planta del pie. 

Prevención

En cuanto a los métodos de prevención, es importante evitar el calor o la sudoración excesivos, si el paciente ha tenido esta afección en el pasado. Además, también se recomienda en algunos casos el uso de champú anticaspa una vez al mes para ayudar a prevenir el problema.

Para evitar las infecciones de candidiasis vaginal, se recomienda exhaustividad en la limpieza y cuidado personales, evitar las duchas vaginales ya que eliminan bacterias sanas que protegen de las infecciones y, sobre todo, emplear condones de látex para evitar contraer y diseminar estas infecciones. Además, los especialistas también recomiendan:

  • Evitar los aerosoles, fragancias o polvos de higiene femenina en la zona genital.
  • No utilizar pantalones demasiado apretados que puedan provocar irritación.
  • Mantener un control de los niveles de glucosa en sangre si se padece de diabetes.
  • Usar ropa de algodón.

Tipos

Existen muchos tipos de hongos que habitan en la piel y las mucosas, los más comunes son:

La pitiriasis versicolor

Es una micosis superficial cuyo nombre obedece a sus cambios de color y afecta más a los hombres de entre 15 y 30 años que viven en países cálidos y húmedos.

Según explica el doctor Eduardo López Bran, dermatólogo en el Clínico Hospital San Carlos, de Madrid, “se caracteriza por la aparición en el tórax y en las extremidades de máculas redondeadas de color pardo oscuro o blanco rosado bien definidas y recubiertas con escamas. Tiene poca importancia pero es un motivo frecuente de consulta en Dermatología, ya que supone entre un 15 y un 20 por ciento de todas las micosis".

Este hongo es el más frecuente en la época estival y el más visible, ya que el bronceado acentúa las partes blancas o rosadas afectadas.

La candidiasis

También se convierte en una de las más desagradables protagonistas del verano, época en la que se multiplica su incidencia.

Este problema afecta fundamentalmente a las mucosas o los pliegues cutáneos. También son placas eritematodescamativas, pero en este caso aparece una erosión en el fondo del pliegue, que es el factor que diferencia clínicamente la infección de hongos por dermatofitos y la infección por cándidas, aunque el diagnóstico clínico debe acompañarse de la toma de muestras para identificar el hongo responsable.

Por otra parte, la candidiasis oral afecta a la mucosa lingual o a la labial, entre las que son frecuentes las angulares, llamadas boqueras.

Asimismo, no hay que olvidar las candidiasis genitales: en el hombre la balanitis candidiásica y la candidiasis vaginal en las mujeres. Éstas pueden ser más frecuentes en verano porque en esta época suele darse una mayor actividad sexual.

Diagnóstico

Para detectar este tipo de infección, el especialista podrá realizar las siguientes pruebas:

  • Cultivo de ganglio linfático: Examen de laboratorio realizado en una muestra de un ganglio linfático para identificar microorganismos que causan infección.
  • Frotis para hongos en esputo: El esputo es el material que sale de las vías respiratorias cuando el paciente tose profundamente.
  • Análisis de sangre.

Tratamientos

El tratamiento de las infecciones por hongos suele prolongarse entre una y tres semanas, y el más recomendable es la aplicación de antifúngicos o antimicóticos. Estos medicamentos antimicóticos por vía oral también pueden utilizarse para las infecciones graves.

Para las infecciones en la piel y las uñas se pueden aplicar medicamentos directamente sobre el área infectada.

En el caso de las infecciones vaginales o candidiasis, los medicamentos pueden aplicarse en forma de cremas, tabletas vaginales o supositorios y la mayoría de ellos pueden comprarse sin necesidad de acudir a un médico.

Este tratamiento puede realizarse desde casa, si no presenta dolor pélvico o fiebre, si la paciente no está embarazada o si no es la primera vez que se sufre esta infección. 

Otros datos

La incidencia de las infecciones por hongos es muy difícil de establecer porque, al no tratarse de enfermedades de declaración obligatoria, no es fácil encontrar estadísticas fiables.

Sin embargo, se puede señalar que la tiña cruris y la tiña pedis son las más frecuentes: cruris representa aproximadamente el 15 por ciento de las infecciones por dermatofitos, y la pedis afecta a entre el 30 y 70 por ciento de los grupos de riesgo.

Ya que los hongos se reproducen por esporas en el aire, la inhalación o el contacto con éstas puede provocar el contagio y, por tanto, la infección suele comenzar en los pulmones o en la piel. 

Siguenos tambien a traves de:

facebook twitter youtube
 

Colabora y Participa

Colaboraciones de contenido

Suscríbete

  • SHOP

  • vitalidadSalud+
    Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +