ASOCIACIÓN DE CULTIVOS ECOLÓGICOS:

VOLVER






La asociación de cultivos es muy importante en la horticultura ya que de ella depende el éxito de nuestra cosecha.Gracias a la asociación ayudamos a nuestras plantas a protegerse frente a plagas beneficiándose entre sí.

¿EN QUÉ CONSISTE LA ASOCIACIÓN DE CULTIVOS?

La asociación de cultivos consiste en combinar distintas especies en la misma parcela ó maceta (o acercando los tiestos, en algunos casos bastará), de forma que se obtenga una sinergia entre ellas.Puede ser tanto entre hortalizas como con aromáticas.
Esta práctica muy extendida en el cultivo ecológico, puede obtener diversos tipos de mejoras. Por un lado podemos poner dos especies que se complementan en su sistema radicular (uno es profundo (el melón) y el otro superficial (la lechuga), o una planta defiende a la otra con su aroma (como ejemplo tenemos la cebolla entre zanahorias evita la mosca de la zanahoria). Este tipo de plantas recibe el nombre de planta insectaria que atrae y beneficia a insectos predadores o parásitos de los insectos plaga.

Hay que tener en cuenta también que la rotación es la mejora asociación, si cada año plantamos el mismo tipo de hortaliza en el mismo lugar, el suelo irá perdiendo una gran cantidad de nutrientes del mismo tipo, creando un desequilibrio de nutrientes que disminuirá la salud de nuestras plantas y serán más vulnerables ante posibles plagas y enfermedades.Por ello con la rotación en los bancales las distintas hortalizas aportan y recogen de la tierra distintos nutrientes.

Hortalizas Raíz; Requieren principalmente de la absorción de potasio

Hortalizas Hoja; Requieren mucho nitrógeno para desarrollar hojas grandes y sanas

Hortalizas Fruto; Van a necesitar una cantidad mayor de fósforo para estar  sabrosas

Hortalizas Flor; Como las hortalizas fruto, necesitan mucho fósforo para florecer sanas


■ Mejora de calidad y rendimiento en los cultivos, que se benefician de los nutrientes producidos por las plantas asociadas, sirviendo como abono natural.
■ Protección ecológica del cultivo ante plagas y enfermedades, asociando plantas que repelen o despistan a determinados depredadores.
■ Evita el empobrecimiento y desequilibrio de la tierra que se produce cuando se cultiva una sola especie.
■ Aprovecha al máximo el espacio cultivable de nuestro huerto, minimizando también la aparición de “malas hierbas”.
■ Previene y evita muchos problemas en el huerto conocer las asociaciones beneficiosas y perjudiciales.

Cuadro de asociación de cultivos:

Se han marcado en color según el resultado:
Rojo: malo Verde: muy bueno

Asociación de cultivos con aromáticas:

Ajedrea: Aleja a los pulgones y a los gorgojos de las plantas leguminosas.
Ajenjo: Aleja a los insectos del jardín. Resulta muy eficaz para combatir las larvas de Trigrometray y el escarabajo de la patata.
Ajos: Sembrados bajo los melocotoneros ahuyentara la negrilla y plantados junto a los rosales el pulgón.Es especialmente molesta para los pulgones.También disminuye el mildiu en el tomate. Plantado junto a cualquier especie vegetal, especialmente los rosales, aumenta el aroma de las flores. No plantarlo nunca junto a coles, guisantes y judías.
Albahaca: Es muy eficaz para que no nos molesten los mosquitos y también estimula el crecimiento y el sabor de los tomates.Repele al pulgón de los pimientos.Para evitar el mildiú plántelo entre tomates, pimientos y pepinos.
Caléndula: Repele a los nematodos, pequeños gusanos que parasitan las raíces.
Capuchina: Ahuyenta a pulgones y otros enemigos de especies ornamentales y frutales.
Cebollino: Muy efectivo contra todo tipo de plagas. Asócielo con las zanahorias.
Hierba buena: Sembrada entre las tomateras mantendrá alejados a los pulgones.
Hinojo: Resulta beneficioso para controlar alguna plaga como son los pulgones. Poniéndolos bajo los árboles propensos al pulgón, hace que estos no se acerquen.
Ipomea: Además de dar belleza, evita que las hormigas suban a los pulgones de los tallos tiernos de los árboles.
Lavanda: Además de su agradable olor ahuyentará a las molestas polillas. 
La menta y la cebolla marina: Hacen huir a las hormigas y moscas.
Perejil: Muy efectivo junto a tomates y espárragos.Controla las plagas polífagas de las hortalizas, tales como gusanos blancos, rosquillas, gusanos de alambres, caracoles y babosas, pulgones, etc.
Perifollo: Ahuyenta plagas y mejora el sabor del rábano y del nabo. También aleja el mildiú.
Romero: Es muy efectivo contra las polillas y las moscas blancas de las zanahorias, coles y judías.El romero tampoco gusta mucho a las pulgas.
Ruda: Cerca de los rosales y frambuesos. Ahuyenta a los roedores.
Salvia: Aleja muchos insectos, pero ayuda a la polinización ya que sus flores son visitadas por las abejas.
Sésamo: Muy efectivas para ahuyentar a las hormigas.
Tagete: Ahuyenta plagas aéreas y de raíces, como nematodos, gusanos grises, triquina, áscaris y oxiuros.
Tomillo: Repele la mosca que ataca el repollo.

Otras plantas aromáticas no ahuyentan los insectos si no que los atraen, pero si sabemos cómo usarlas también nos sirven de control de plagas, por ejemplo:

La borraja: Atraerá a las abejas, estas a su vez se alimentan de algunas plagas. Ahuyenta las orugas del tomate.
El eneldo y el hinojo: Atraen insectos benéficos para la huerta y el jardín, estos se alimentan de las larvas de insectos dañinos.
La mejorana: Atrae mariposas y abejas benéficas, también muy útil para el control de plagas en la huerta y el jardín.


MANUALES: