Bienvenidos a huerto ecológico y maceto-huerto urbano:

Horticultura en huerto ecológico y maceto-huerto.

El cultivo en huerto ecológico urbano y maceto-huerto, está cada vez más extendido.
No sólo por los beneficios nutritivos tan saludables que nos aportan, sino porque es mucho más sencillo de lo que en un principio nos pueda parecer. Cuando nos iniciamos en este mundo tan extenso y entretenido, somos conscientes de lo que disfrutamos recogiendo nuestros propios alimentos sanos y frescos cada día para llevarlos a nuestra mesa. Esta gran afición termina convirtiéndose en un espacio de disfrute para toda la familia y a la vez, mantenemos una saludable relación con la naturaleza.
Los que no disponemos de un entrañable pueblo ó de grandes extensiones, tenemos que saber, que con un pequeño espacio, bien sea en el suelo, en una terraza o en macetas, podemos tener nuestro propio huerto. Si además tenemos en cuenta qué tan sólo necesitamos sol, agua y abono, los ingredientes ya están preparados para cultivar.
Lo que tratamos de mostrar en éste espacio es que con un poco de dedicación, paciencia e ilusión, tú también puedes ser horticultor.
Te invitamos a seguirnos en nuestro aprendizaje.

¿Qué es la agricutura ecológica?

La "agricultura ecológica" es la actividad agraria de producción de alimentos vegetales y animales, frescos o transformados sin la utilización de sustancias químicas de síntesis, por lo que se respeta el medio ambiente y se conserva la fertilidad de la tierra mediante la utilización óptima de los recursos naturales.
El objetivo de la misma es obtener alimentos de la más alta calidad nutritiva y organoléptica (color, olor, sabor), basándose en el respeto al medio ambiente y en el mantenimiento de la fertilidad de la tierra mediante un desarrollo agrario perdurable. Para ello, se utilizan técnicas como el abonado orgánico (que contribuye a mantener la estructura del suelo y a mejorar su fertilidad utilizando productos biodegradables naturales) o la rotación de cultivos que rompe los ciclos biológicos de las plagas, entre otros.
En definitiva, se trata de conseguir alimentos sin el empleo de materias químicas sintéticas (y en algunos casos contaminantes) manteniendo el equilibrio biológico del medio ambiente.

¿Por qué debemos consumir alimentos ecológicos?

•Porque son más sanos al no utilizar en su producción fertilizantes y pesticidas químicos.
•Porque son el sabor de lo autentico (al no utilizar aditivos, conservantes, potenciadores del sabor, etc).
•Porque están protegidos por una estricta normativa de calidad y control.
•Porque se fomenta un desarrollo rural sostenible.
•Porque cuando consumimos productos ecológicos estamos beneficiando nuestra salud directamente, e indirectamente estamos contribuyendo a mantener el equilibrio ecológico y el entorno.

Además los valores añadidos del producto ecológico:
•Facilitan la conservación de los suelos, al afectar en menor medida a sus componentes naturales y buscan el mantenimiento de su fertilidad.
•Conservan la biodiversidad de las especies naturales.
•Limitan los problemas de contaminación de las aguas y los suelos provocados por la utilización abusiva de fertilizantes y pesticidas químicos.
•Fijan poblaciones en los núcleos rurales al desarrollar un modelo agrícola sostenible.